Vacunas


Viajar a China no acarrea riesgos de contraer enfermedades serias. Muchos de los visitantes que viajan regularmente a las grandes ciudades por razones de trabajo no suelen aplicarse ninguna vacuna y no tienen ningún problema. Sin embargo, para aquellos viajeros que estén preocupados por este tema, a continuación les dejamos algunas sugerencias.

Los viajeros a China deben tener sus vacunas de rutina al día, que incluyen las de Sarampión, Paperas y Rubéola (MMR); la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina; la vacuna contra la varicela, contra la poliomielitis, y contra la gripe (esta última es anual). Para los viajeros mayores pueden ser necesarias algunas vacunas de refuerzo. De manera adicional, también se recomiendan las vacunas contra la Hepatitis A y la Fiebre Tifoidea. Ambas enfermedades son contraídas a través de la ingesta de agua en mal estado o alimentos contaminados, por lo que es importante sólo beber agua previamente hervida o embotellada y evitar los alimentos que no estén completamente cocidos.

Para los viajeros que visitan el Tíbet, Xinjiang, Qinghai o la parte oeste de Sichuan, el mal de altura (Mal Agudo de Montaña - MAM) es una preocupación seria. Si no está preparado para altitudes elevadas puede causarle dolores de cabeza, mareos y vómitos. Los medicamentos más comunes para combatirlo son la acetazolamida y la dexametasona. Estas pueden ser fácilmente adquiridas antes de llegar a China o con la ayuda de su guía en cualquier gran ciudad del país.

Aún así, la enfermedad más común para los viajeros en China es la Diarrea del viajero. Si bien generalmente puede prevenirse bebiendo agua embotellada y evitando la comida en puestos callejeros o mal cocida, se recomienda que todos los viajeros pidan a su médico pastillas contra la diarrea antes venir al país.
Buscar un Tour
Destinos



Categorías



Duración del circuito

hacia días


Contáctenos
Formulario de reserva de tickets